jueves, 12 de abril de 2012

Capitulo 6 El desafío


Capitulo 6 El desafío. 

-¿Que es todo este espectáculo que estáis armando por aquí?
-Es usted, don “Buena suerte”, esta chica ha provocado todo esto, dice que quiere ver al jefe.

El hombre misterioso metió la mano en su bolsillo, en seguida Misaki se puso en guardia. Este sacó una moneda, se la puso sobre su dedo pulgar, y la lanzó al aire. La moneda giró hasta caer de nuevo en la mano de aquel hombre, que miró la moneda, y sonrió.

-Bueno te daré un pequeño escarmiento por el alboroto que has formado, y si me convences te presentare al jefe.

El hombre se guardó la moneda en el bolsillo y se acercó a Misaki con las manos en los bolsillos. Misaki arremetió contra él, pero sorprendentemente esquivaba los golpes con gran soltura y facilidad.

-¿Cómo puede ser? ¿Prevé mis movimientos?- pensó Misaki.

Este hizo un leve giro con su cuerpo, sacó rápidamente la mano de su bolsillo y asestó un fuerte puñetazo en la cara de Misaki, seguido hizo un giro rápido lanzando una patada giratoria, que consiguió bloquear con ambos brazos Misaki, retrocediendo  unos metros.

-Siento como si mis movimientos fueran más torpes, no tiene pinta de ser tan poderoso este individuo.

Entonces recordó las palabras del chico Eiji:

 “Tienen un chip que anula los collares. Esta banda lo utiliza para ganar las peleas que tengan en el coliseo. Saben muy bien como disimular que usan su poder y siempre vencen”

-Maldito bastardo, así que está utilizando su poder de Slicer, debí recordar las palabras del granuja aquel, pero… ¿Cuál es el arranque de su efecto? Ha tenido que hacer algo para poder activarlo. Seguramente tras esas gafas de sol oculta sus ojos carmesís - pensaba Misaki.

- ¿Dónde están esas agallas con las que comenzaste chica? ¿Ya te rindes?- dijo confiado.
- No hay más remedio. No quería tener que volver a usarlo otra vez, lo derrotare de un solo golpe- dijo mentalmente Misaki.
- ¿Y bien? ¿Desistes?
- Creo que ya se el truco que ocultas- dijo Misaki mientras se acariciaba una de sus coletas.
- Sorpréndeme muchacha –dijo entre risas.

La chica desapareció.

-¡No puede ser!, ¿dónde está?- expresó sorprendido.

Apareció por el costado del hombre y asestó una fuerte patada, que nuevamente falla.

-Otra vez, esos ojos carmesís, en la mirada de Misaki. ¿No se supone que estos collares nos anulan nuestros poderes?-pensó Kosuke incrédulo.
-Já, ya sé cuál es tu poder. No es que puedas prever mis movimientos, es que tienes un aura de suerte y por eso no llego a acertar mis golpes.
- Muy observadora por tu parte, jovencita- dijo en tono serio.
- Me dio mucho que pensar el apodo que tenias. Me pregunto cuánto tiempo más durará tu suerte, hasta que saques de nuevo “tu moneda de la suerte”- dijo sonriente Misaki.
- Por lo que veo tu collar también esta desactivado, me pregunto cómo lo habrás conseguido.
Se quedaron unos instantes mirándose fijamente, los ojos de Misaki todavía seguían con su color carmesí.
- No me queda mucho tiempo de buena suerte, y dudo que me deje volver a lanzar mi moneda, debo acabar la pelea en el próximo movimiento- pensó el hombre.
- Seguramente esté tratando un plan para vencerme en un último ataque, debo aguantarlo y la victoria será mía- pensaba Misaki.

El ambiente estaba un poco tenso. El hombre volvió a meterse las manos en los bolsillos.

- Creo que la suerte no está de tu parte hoy- dijo confiado.

Se acercó corriendo a Misaki, sacó una mano del bolsillo disparándole con el pulgar una moneda. Misaki sin perder de vista la moneda la paró con la palma de la mano. El hombre vio la moneda en la palma de la mano.

- Salió cara, ¡Sí! La suerte esta de mi parte – pensaba mientras sonreía.

Cuando el hombre estaba al alcance de golpear a Misaki, esta murmuró.

- Anulación del poder.

El hombre lanzó un puñetazo, el cual es esquivado por Misaki, que contrarrestó con una patada en el pecho del hombre lanzándolo al suelo.

-¡IMPOSIBLE! ¿Cómo has superado mi suerte?- dijo atemorizado el hombre.
- Nadie que dependa de su poder de Slicer podrá vencerme- mencionó Misaki mientras le lanzaba su moneda al hombre.

Se comenzó a escuchar unos aplausos desde la entrada de la guarida.

-Excelente, has conseguido vencer a Ichiro, mi hermano mayor.

Kosuke y Misaki se quedaron observando al niño que acababa de salir.

- No pensaba que pudieran haber niños encerrados en unos calabozos- expresó sorprendido Kosuke.
- No te fíes, si esta aquí es por algo- mencionó Mei.
- J-jefe, ¿Qué hace usted aquí?-dijo el soldado que aun quedaba en pie.
- Con el jaleo que habéis armado aquí fuera, cualquier preso se habrá dado cuenta que ha habido pelea aquí.              
-¿Este niño es el líder? – se preguntaba Kosuke.
- Siento curiosidad por saber que atrocidades ha hecho un niño como tú, para acabar encarcelado en esta prisión. Algo grave has debido de hacer- dijo Misaki.
- Como podrás observar, no soy ningún Slicer, por eso tienes curiosidad ¿cierto?- mencionó el niño.
- No me suena tu cara ni de haber escuchado nada sobre ti- dijo Misaki.
-¿Quieres decir que habríamos escuchado por las noticias algo sobre este chico?- preguntó Kosuke.
-Digamos que yo no soy de este mundo.

La mirada y la expresión de Misaki cambiaron, parecía más seria y no muy sorprendida por escuchar sus palabras. Kosuke, en cambio se le notaba confuso, no entendía que quería decir.

- Y bien ¿Qué es lo que queréis de nosotros?
- Veras, quer…

Misaki interrumpió a Kosuke.

-Queremos formar parte de vuestra banda, y tener protección en los calabozos a cambio.
- Parecéis fuertes, pero no sé si fiarme de vosotros.

Hubo un breve momento de silencio.

-Está bien, mañana venid a primera hora para hablarlo más detenidamente.                
-Aquí estaremos- dijo Misaki.

Tras esas palabras Misaki y Kosuke se marcharon de allí.

-En estos calabozos hay demasiada gente que parece habilidosa, me será difícil encontrarle- murmuró Misaki.
-¿Qué decias Misaki? Es que no te he escuchado bien- mencionó Kosuke.
-No es nada, vayámonos con el enano y tu amiga- dijo Misaki molesta.
-Una pregunta Misaki, me pareció verte con tu poder de Slicer activo, ¿Cuándo desactivaste tu collar?- preguntó Kosuke.
-Desde que estoy aquí he podido utilizarlo sin ningún impedimento, este collar no funciona contra mi poder de Slicer.

Cuando llegaron al comedor, vieron en una de las mesas que estaban Mei y Eiji hablando.

-¿Qué tal os ha ido? – preguntó Eiji sonriente.
-Nos han dicho que pasáramos mañana a primera hora por allí- explicó Misaki.
-Es cierto tu rumor, de que pueden utilizar sus poderes de Slicer, justo pelee con uno de ellos que hacia buen uso de su poder – dijo Misaki.
- Quien me dejó intrigado fue el líder, es demasiado joven para estar en una prisión- dijo Kosuke.
-¿Lo visteis? – expresó asombrado Eiji.
-Sí que lo vimos- contesto Misaki.
- No suele mostrarse a nadie, solamente a quien le interesa- mencionó Eiji.
-¿Qué sabes sobre él?- dijo Misaki mientras se apartaba el flequillo con la mano.
- Bueno, esto solamente son rumores y no he podido comprobarlo. Dicen que viene de otro mundo, y que fue condenado. Le rejuvenecieron para que perdiera su poder y fue enviado a este mundo- explicó Eiji con tono de misterio.
- Interesante- dijo Misaki mientras se mordía el labio inferior.
- Parece sacado de una película- dijo Mei.
-Hay que andar con cuidado, aun así, tiene pinta de ser peligroso el chico ese- dijo Kosuke.
-Ey, enano, tu que estuviste con ellos ¿Qué tipo de pruebas suelen hacer para los nuevos integrantes? – preguntó Misaki.
-Pues, si vienen por recomendación de alguien de dentro, ingresan directos, si no, pues te hacen una prueba para demostrar tus habilidades, pelear, robar, dialogar etc.
-Hay que prepararse por si nos hacen pelear de nuevo, mañana es posible que nuestro amigo el oficial nos saque otra vez al coliseo- dijo Misaki con tono sarcástico.
-Cierto, más vale ser precavidos, quizás no tengamos tanta suerte con los siguientes rivales- mencionó Mei.
-Vamos a aprovechar la tarde de hoy, y os enseñare a moveros en equipo en una pelea- dijo Misaki.
-Me parece bien, vamos Kosuke- dijo Mei.
-Yo mientras mirare de reunir información – dijo Eiji.

Eiji se puso la capucha y se fue por su cuenta, mientras Misaki, Mei y Kosuke fueron a la zona exterior, donde estaba el gimnasio. Allí Misaki les enseño unos movimientos básicos para poder cooperar en una pelea.

En la mañana siguiente, nada más abrir las celdas, los tres se marcharon rápidos para hablar con el joven líder de la banda. Justo antes de llegar allí, se encontraron a Eiji.

-Malas noticias chicos…
-Pero mira a quienes tenemos aquí, a los invitados de honor para la pelea de hoy- dijo Hideyosi.

Junto a él, estaba el líder de la banda, “Buena Suerte” y dos hombres más. Se acercaron a donde estaban estos.

- He estado hablando con Kotaro, dice que os ofrecéis voluntarios a realizar una pelea, no sabía que os hubiera gustado tanto la primera experiencia de pelear- mencionó Hideyosi entre sonrisas.
-Esta es la prueba para poder entrar ¿eh?- dijo Misaki con el ceño fruncido.
-Esta vez, te haré morder el polvo- dijo Ichiro mientras lanzaba su moneda al aire.

Misaki la agarró antes de que le cayera en la mano.

- Esta vez no me contendré – le susurró Misaki al oído.

Ichiro hizo una mueca y le arrebató moneda a Misaki.
-Eso ya lo veremos- dijo entre risas.
-Veo que el patio está caliente, pasemos a las habitaciones previas de la pelea- dijo Hideyosi.

De camino a las habitaciones, Kosuke se giró por un instante, y vio al líder de la banda que no le quitaba el ojo, mientras mantenía una larga sonrisa en su cara, Kosuke se volvió a girar y se quedo algo extrañado.

Una vez en la habitación.

-Bien, veréis que en este combate no se os darán ninguna arma, es un evento especial, creado por Kotaro. Dijo algo de que era como un examen de ingreso a su banda- explicó Hideyosi.
-¿Y cuáles son las reglas?- preguntó Mei.
-Las sabréis cuando salgáis, allí el portavoz lo explicara todo, bueno me marcho, mucha suerte, esta vez la necesitareis- mencionó Hideyosi entre carcajadas.
- Quiero concentración, esta pelea va a ser dura, seguro que los tres poseen poder de Slicer, así que muy atentos- dijo Misaki.
- Los tres juntos colaborando lo lograremos- dijo Mei optimista.
- Ganaremos y con esto estaremos un paso más cerca de salir de estos calabozos- dijo Kosuke mientras chocaba sus puños.

De pronto se escuchó una voz.

“Que se abran las puertas”

Las puertas que daban al coliseo, comenzaron a abrirse.

Entraron al coliseo, y para su sorpresa, no parecía para nada, donde lucharon la primera vez. Habían modificado el escenario, se notaba que habían algunas trampas, pinchos que sobre salen por algunos lugares del suelo y unos círculos metálicos extraños en el suelo.
Todos los asientos estaban llenos, parece que este era un combate muy intrigante, no había ningún asiento libre.

-Observa bien este combate Rikka, tengo la corazonada de que en este combate veremos algo oculto en ese chico- dijo Hideyosi.

La chica aun habiendo escuchado al oficial, no mostro ningún interés por el combate que iban a presenciar.

En el coliseo, al fondo estaban sus tres rivales, entre ellos estaba “Buena Suerte”. 

- Procederé a explicar las reglas de esta batalla, es sencillo, solamente hay una regla. Matar a los rivales, solamente puede salir un bando ganador.

Comenzó a desatarse la euforia entre el público.

-¡QUE COMIENCE EL COMBATE!

Buena suerte levanto un brazo señalando a lo alto y con el otro señalandoles a ellos.

- Mi lugar está en lo más algo- dijo mientras lanzaba su moneda al aire.




Otra vez se ven envueltos en una pelea en el coliseo, pero esta vez es diferente, el campo de batalla esta modificado y solo hay una regla, morir o matar. ¿Cómo se desarrollara la pelea?


Próximamente capitulo 7: Acontecimiento Inesperado

No hay comentarios:

Publicar un comentario