domingo, 29 de abril de 2012

Capitulo 1. El comienzo


Capitulo 1. El comienzo

Cuenta la leyenda que hay varias formas de ser bruja. Unas brujas nacen y hay otras que se hacen. Unas vienen de familia (madre bruja, hija bruja) y otras por seguir ciertas tradiciones populares (la séptima hija mujer de una familia ha de ser forzosamente una bruja). Todas ellas llevan la marca o sello del diablo y sus actividades más habituales son los rituales y los sacrificios.

En una noche oscura y lluviosa, había una pequeña cueva donde se estaba celebrando una reunión importante. La cueva no estaba mucho mas iluminada que el exterior. La leve iluminación que hacia las velas, hacia que se pudiera ver un gran número de gorros puntiagudos. Dentro de esta, estaba el consejo de brujas, donde se estaba debatiendo un tema importante. Junto a estas habían tres pequeñas niñas.

- Como ya sabéis, hoy nos hemos reunido para convocar el examen de ascensión a bruja para estas tres pequeñas- dijo una de las brujas con un parche en un ojo.

Las tres pequeñas estaban un poco nerviosas, podían sentir las miradas que tenían clavadas en ellas, pues tenían a una multitud que no dejaba de observarlas.

- Miranda de la familia McAllum acércate.

La pequeña de cabellos castaños se acercó a la bruja caminando con elegancia.

- La siguiente, Flora Stripe.

La joven, se giró a saludar a su madre que estaba entre los expectantes, y seguido se dirigió hacia la bruja.

- Y por ultimo tenemos a Claire, la séptima hija de la familia Sahagún.

La pequeña estaba cabizbaja, se le notaba bastante nerviosa.

- Acércate – dijo la bruja suprema.

Esta se fue acercando dando pequeños pasos, sin apartar la mirada del suelo.

- Bien, a continuación expondremos las pruebas a las que tendrán que someterse para poder ser brujas.
-Yo no quiero ser una bruja – murmuró Claire.
- ¿Qué acabas de decir pequeña? – mencionó la bruja suprema indignada.

De pronto una de las brujas del público se acercó.

- Perdone por irrumpir en la ceremonia su ilustrísima, mi hija no sabe lo que está diciendo, nuestra familia está muy orgullosa que se le haya admitido para ser una bruja.

Hubo un leve silencio.

-Veo que aun no es consciente de su destino esta pequeña- dijo la bruja suprema y añadió - La primera prueba consistirá en que cada una deberá encontrar en un cuarto mágico la insignia de su familia, no está permitida la utilización de magia. Nada más entrar su poder será anulado.  

Tomo un pequeño respiro y continuó.

-Cada una de las aspirantes debe entrar en su respectiva habitación y encontrar la insignia de su familia en un tiempo límite de 10 minutos. Tres de mis compañeras evaluaran el procedimiento de la prueba.

A cada una de las pequeñas brujas, se le acercó su examinadora personal.

- Cada una de las aspirantes obedecerá las instrucciones de su tutora. Cuando terminen la prueba, me entregaran el reporte de la evaluación y proseguiremos con la segunda prueba.

Cada una de las examinadoras se llevó a las aspirantes al lugar donde debían hacer la prueba, donde estas se realizaban individualmente en habitaciones diferentes.

- Yo soy Olga tu examinadora, estamos frente a la habitación donde se desarrollará la primera prueba. Su deber es encontrar la insignia de su familia, que es la insignia de la escoba, esfuércese al máximo señorita Claire Sahagún.

La joven hizo una mueca con la boca. No parecía muy motivada a realizar la prueba. Todo lo contrario de las otras dos aspirantes, que estaban motivadísimas por ser reconocidas como autenticas brujas.

-¿Le ocurre algo señorita Claire?- le preguntó Olga.
-N-no.
-El tiempo comenzara a partir de que abra la puerta. Mucha suerte – mencionó Olga con una sonrisa amable en su cara.

Claire se acercó a la puerta y agarró el pomo de esta. Se fijó que en la puerta había dibujada una escoba. Se quedó un instante pensativa, suspiró y la abrió.



¿Conseguirá Claire encontrar la insignia de la escoba?

No hay comentarios:

Publicar un comentario